PERFECCIÓN // Capítulo 37

SUEÑOS FALSOS
transcrito por sidonie


Durante las semanas siguientes, Tally no llegó a estar despabilada del todo en ningún momento. De vez en cuando se despertaba, y al notar el tacto de las sábanas y la almohada se daba cuenta de que estaba en la cama, pero la mayor parte del tiempo su mente vagaba a su aire, entrando y saliendo de variantes inconexas del mismo sueño…



Había una hermosa princesa encerrada en una torre alta, una torre con paredes forradas de espejos que no paraban de hablar. No había ascensor ni ninguna otra forma de bajar de la torre, pero cuando la princesa se cansó de mirar su hermoso rostro en los espejos, decidió saltar por la ventana. Invitó a todos sus amigos a unirse a ella, y todos la siguieron, salvo su mejor amiga, cuya invitación se había extraviado.

La torre estaba custodiada por un dragón gris con ojos de piedras preciosas y unas fauces voraces. El animal poseía numerosas patas y era tan rápido que apenas se le veía cuando se movía, pero se hizo el dormido y dejó que la princesa y sus amigos escaparan de la torre.

Y en un sueño como aquel no podía faltar un príncipe.

El joven era apuesto y feo a la vez, chispeante y serio, cauto y valiente. Al principio vivía con la princesa en la torre, pero en una fase posterior del sueño parecía haber estado fuera desde el primer momento, esperando su llegada. La joven se quedaba a veces con el príncipe apuesto, y otras con el feo. Pero en ambos casos se le partía el corazón.

Y eligiera a quien eligiera, el final del sueño nunca cambiaba. La mejor amiga de la princesa, a la que no le había llegado la invitación, siempre trataba de ir tras ella. Pero el dragón gris se despertaba y se la comía, y tanto le gustaba su sabor que decidía salir en busca del resto para saciar su apetito. Desde el interior de su estómago, la mejor amiga de la princesa miraba a través de los ojos del dragón y hablaba con su boca, jurando que la encontraría y la castigaría por haberla dejado atrás.

Y durante todas aquellas semanas de letargo, el sueño siempre terminaba de la misma manera: el dragón iba en busca de la princesa, y repetía las mismas palabras una y otra vez…

“Acéptalo, Tally-wa, eres especial.”


- fin del libro-

Andreita!  – (28 de septiembre de 2009, 0:37)  

Muchas gracias a todas y/o todos los que ayudaron en la traduccion del libro y en que lo muestren en el blog, son una gran ayuda para algunos como yo que no se manejan con el ingles, y no pueden aguantar a que el libro se publique.
Gracias de verdad (L).

Sarita –   – (16 de abril de 2010, 13:12)  

oye el 2ºlibro de verdad se acaba ahí?

Lucía  – (20 de abril de 2010, 14:26)  

si se termina ahi :( pero esta el tercero :D

Publicar un comentario

  © Diseño LuxLune by JenV 2010

Back to TOP