Hard Bitten - Capítulo I


Son tiempos difíciles para la recientemente formada vampiro, Merit. Desde que los cambiaformas anunciaron su existencia al mundo, los humanos han estado congregándose en contra de los sobrenaturales - y están acampando fuera de la Casa Cadogan con letreros de protesta que podrían volverse horcas en cualquier momento. Puertas adentro, las cosas entre Merit y su Maestro, el rompecorazones de ojos verdes Ethan Sullivan, están... tensas. Pero entonces el alcalde de Chicago convoca a Merit y a Ethan a una reunión encubierta y les cuenta acerca de un violento ataque de vampiros que ha dejado a tres mujeres desaparecidas. Su mensaje es simple: pongan su Casa en orden. O alguien más lo hará.

Merit necesita llegar al fondo de este crimen, pero no le ayuda el no saber quién está de su lado. De modo que en secreto pide un favor a alguien que es alto, oscuro, y parte de un grupo clandestino de vampiros que puede llegar a tener bastante información sobre el ataque. Merit pronto se hallará dentro del intoxicante y oscuro corazón de la sociedad sobrenatural de Chicago – un mundo repleto de vampiros que parecen estar dispuestos a cumplir con las peores pesadillas de los humanos en protesta, y un lugar donde ella comprenderá que no puedes ser un vampiro sin un poco de sangre en tus manos…



* * *


CAPÍTULO UNO

Magia Es conforme Magia Hace


Finales de Agosto
Chicago, Illinois

Trabajamos bajo el destello que los faroles perforaban en la oscuridad de Hyde Park — casi un centenar de vampiros aireando alfombras, pintando las puertas de los gabinetes, y lijando mobiliario.

Un puñado de hombres de negro y aspecto severo – hadas mercenarias auxiliares que contratamos por protección – estaban fuera de la verja que formaba la barrera entre los amplios terrenos de la Casa Cadogan y el resto de la ciudad.

En parte, nos estaban protegiendo de un segundo ataque de los cambiaformas. Eso parecía improbable, pero también lo había sido la primera embestida, liderada por el más joven de los hermanos del líder de la Manada Central Norteamericana.

Desafortunadamente, eso no había detenido a Adam Keene.

También nos estaban protegiendo de una nueva amenaza.

Los humanos.

Elevé la vista desde la elegante curvatura del mueble de madera que estaba fregando con tinte. Era casi la medianoche, pero el resplandor dorado de las velas de los protestantes era visible a través de los espacios en la verja. Sus flamas oscilaban en la pegajosa brisa de verano, tres o cuatro docenas de humanos haciendo conocer sus acalladas objeciones hacia los vampiros en su ciudad.

La popularidad era algo inconstante.

La gente de Chicago se había amotinado cuando salimos del clóset hace ya casi un año atrás. El temor había eventualmente dado lugar al asombro, acompañado por los paparazzi y las portadas de las revistas de moda, pero la violencia del ataque sobre la Casa – y el hecho de que contraatacamos y al hacerlo dejamos expuestos a los cambiaformas – había revuelto las aguas nuevamente. Los humanos no habían estado emocionados de conocer nuestra existencia, y si los hombres lobo estaban allá afuera también, qué más acechaba en las sombras? En el último par de meses hemos visto descarnados y horribles prejuicios de parte de los humanos que no nos querían en su vecindario y acamparon fuera de la Casa para asegurarse de que estuviésemos conscientes de ello.

Mi celular vibró en mi bolsillo; lo abrí y respondí, “Casa de la Carpintería Merit.”

Mallory Carmichael, mi mejor amiga en el mundo y hechicera en su justo derecho, bufó al otro lado. “Algo peligroso, no es cierto?, siendo un vampiro alrededor de todas esas potenciales estacas de álamo?”

Miré por encima del asiento hacia el caballete de aserrar frente a mí. “No estoy segura de que nada de esto sea en verdad álamo, pero entiendo tu punto.”

“Asumo por tu introducción que la carpintería está en tu agenda nuevamente esta noche?”

“Estarías en lo correcto. Dado que preguntaste, estoy aplicando barniz a un bello trabajo en madera, luego del cual probablemente le aplique un poco de sellador - ”

“Oh, Dios mío, bostezo,” interrumpió. “Por favor ahórrame tus historias de trabajo. Te ofrecería ir a entretenerte, pero me estoy dirigiendo a Schaumburg. Magia es conforme magia haces, y todo eso.”

Eso explicaba el estruendo del auto en el trasfondo de su lado de la línea. “En realidad, Mal, incluso si pudieras hacerlo, somos una morada libre de humanos de momento.”

“No me digas,” dijo. “Cuándo Darth Sullivan dictaminó ese tema?”

“Cuando el Alcalde Tate se lo pidió.”

Mallory dejó escapar un silbido, y su voz estaba igual de preocupada. “De verdad?
Catcher ni siquiera mencionó nada acerca de eso.”

Catcher era el actual novio concubino de Mallory, el hechicero que me reemplazó
cuando hice mi mudanza a la Casa Cadogan unos meses atrás. Además trabajaba en la oficina relacionado a lo sobrenatural, del Defensor del Pueblo de la ciudad – mi abuelo – y se suponía estuviese al corriente acerca de todo lo sobrenatural. La oficina del Defensor del Pueblo era algo así como el escritorio de ayuda paranormal.

“Las Casas lo están manteniendo por lo bajo,” admití. “Se corre la voz de que Tate cerró las Casas, y la gente entra en pánico.”

“Porque ellos creen que los vampiros representan una verdadera amenaza contra los humanos?”

“Exacto. Y hablando de verdaderas amenazas, qué estarás aprendiendo esta noche en Schaumburg?”

“Ja-ja-ja, mi pequeña amiga vampiro. Me amarás y temerás a su debido tiempo.”
“Ya lo hago. Sigues haciendo pociones?”

“En realidad, no. Estamos haciendo algo diferente esta semana. Cómo está el mandamás?”

El rápido cambio de tema fue un poco extraño. Usualmente Mallory amaba a una audiencia interesada cuando se trataba de lo paranormal y su aprendizaje de magia. Tal vez las cosas que estaba aprendiendo ahora eran en realidad tan sosas como la carpintería, aunque eso era difícil de imaginar.

“Ethan Sullivan sigue siendo Ethan Sullivan,” finalmente concluí.

Ella bufó en acuerdo. “Y presumo que siempre lo será, siendo inmortal y eso. Pero algunas cosas cambian. Hablando de eso – y cómo está eso para la transición? — adivina quién ahora tiene un gran y pomposo viejo par de lentes colgados por delante de su perfecta pequeña nariz?”

“Joss Whedon?” Pese a que le había tomado algo de tiempo acostumbrarse a la idea de tener magia, Mal siempre había tenido una inclinación por lo sobrenatural, ficticio o de lo otro. Buffy y Spike eran particularmente objeto de afecto.

“Dios, no. Aunque no me daría eso la oportunidad perfecta para aparecer en el universo de Whedon y, como por arte de magia, corregir su visión o algo? Como sea, no. Catcher.”

Sonreí. “Catcher tiene gafas? El Sr. soy–tan-cool-que-me-rapo-incluso-sin-ser-pelado tiene gafas? Tal vez esta vaya a ser una buena noche después de todo.”

“Lo sé, cierto? Para ser justa, en realidad lucen bastante bien en él. Sí ofrecí hacer algo de abracadabra y dejarlo con 20/20, pero declinó de la oferta.”

“Porque..”

Profundizó su voz en una buena imitación. “ ‘Porque eso sería un uso egoísta de la magia – gastar la voluntad del universo en mis retinas.’ ”

“Eso suena como algo que él diría.”

“Sip. Así que anteojos serán. Y te digo, son pequeños obradores de milagros. Definitivamente dimos la vuelta a la esquina en la alcoba. Es como una nueva persona. Me refiero, su nivel de energía sexual es simplemente por encima - ”

“Mallory. Suficiente. Mis oídos están comenzando a sangrar.”

“Mojigata.” Una estridente bocina sonó a través del teléfono, seguido de la voz de Mallory. “Aprendan a maniobrar, gente!! Vamos! Bien, tengo conductores de Wisconsin en frente mío, y tengo de dejar el teléfono. Te hablo mañana.”

“Buenas noches, Mal. Suerte con los conductores y la magia.”

“Besotes y abrazos,” dijo, y la línea quedó muerta. Metí el teléfono de regreso en mi bolsillo. Gracias al cielo por los mejores amigos.




# # #




Diez minutos más tarde, tuve la oportunidad de poner a prueba mi teoría de ‘Ethan sigue siendo Ethan’.

Siquiera tuve que echar un vistazo atrás para saber que él estaba parado tras de mí. El creciente escalofrío a largo de mi columna era indicativo suficiente. Ethan Sullivan, Maestro de la Casa Cadogan, el vampiro que me había agregado a sus tropas.


Luego de dos meses de cortejo, Ethan y yo habíamos pasado una noche muy gloriosa juntos. Pero lo de ‘juntos’ no había durado; él por supuesto se había echado para atrás luego de que decidiese que salir conmigo era un riesgo emocional que no se podía dar el lujo de tomar. Se arrepintió de esa decisión también, y pasó los últimos dos meses intentando, o eso dice él, hacer enmiendas.

Ethan era alto, rubio, y casi obscenamente apuesto, desde la elongada, estrecha nariz hasta las esculpidas mejillas y ojos verde esmeralda. Él era además inteligente y dedicado con sus vampiros...y había roto mi corazón. Dos meses más tarde, podía aceptar que él haya temido que nuestra relación pusiera a su Casa en riesgo. Habría sido una mentira decir que no sentía la atracción, pero eso no me hacía menos ávida de revancha, así que estaba cautelosamente sosteniendo mi postura.

“Centinela,” dijo, usando el título que me había otorgado. Un tipo de guardiana de la Casa, algo así. “Están sorprendentemente calmos esta noche.”

“Lo están,” concedí. Habíamos tenido unos días de alzados cánticos, pancartas, y tambores hasta que los manifestantes se dieron cuenta de que no éramos conscientes de los ruidos que ellos hacían durante el día, y los habitantes de Hyde Park tolerarían los ruidos caída la noche sólo por un tiempo.

Punto para Hyde Park.

“Un buen cambio. Cómo van las cosas aquí fuera?”

“Nos estamos moviendo,” dije, limpiando una gota errante de barniz. “Pero estaré feliz cuando hayamos acabado. No creo que la construcción sea lo mío.”

“Lo tendré en cuenta para futuros proyectos.” Podía oír la diversión en su voz. Luego de tomarme un segundo para comprobar mi fuerza de voluntad, lo miré. Esta noche Ethan estaba de jeans y una camisa manchada con pintura, y su cabellera dorada larga hasta los hombros estaba tirada hacia atrás en su nuca. Su vestimenta puede que fuera casual, pero no había confusión en el aire de poder y confianza inquebrantable que resaltaba su presencia entre los vampiros.

Con las manos sobre sus caderas, echó una inspección a su equipo. Hombres y mujeres trabajaban en mesas y caballetes de carpintería a lo largo del jardín frontal. Su mirada esmeralda iba de trabajador en trabajador al tiempo que estimaba su progreso, pero sus hombros estaban tensos, como si estuviese siempre consciente del peligro que acechaba justo fuera del portón.

Ethan no era menos atractivo en jeans y zapatillas deportivas mientras hacía una evaluación de sus congéneres vampiros.

“Cómo están las cosas adentro?” pregunté.

“En marcha, aunque lentamente. Las cosas irían más rápido si nos fuera permitido traer obreros de construcción humanos.”

“No tenerlos dentro nos salva del riesgo de sabotaje humano,” señalé.

“Y del riesgo de que el contratista se convierta en aperitivo,” meditó. Pero cuando me miró nuevamente, una línea de preocupación apareció entre sus ojos.

“Qué pasa?” solté.

Ethan ofreció su gesto insignia – una ceja arqueada.

“Bueno, Obviamente otra cosa además de los manifestantes y constantes amenazas de ataque,” dije.

“Tate llamó. Solicitó una reunión con nosotros dos.”

Esta vez, fui yo la que arqueó una ceja. Seth Tate, el por segunda vez Alcalde de Chicago, generalmente evadía mezclarse con los tres Maestros Vampiros de la ciudad.
“Acerca de qué se quiere reunir?”

“Esto, presumo,” dijo, gesticulando hacia los manifestantes.

“Piensas que quiera reunirse conmigo porque él y mi padre son amigos, o porque mi abuelo trabaja para él?”

“Eso, o porque el Alcalde puede que, de hecho está, perdidamente enamorado de tí.”
Hice rodar mis ojos, pero no pude contener el tibio rubor que se alzó en mis mejillas. “Él no está perdidamente enamorado de mí. Simplemente le gusta ser reelecto.”

“Él está perdidamente enamorado de tí, no que no pueda entender el sentimiento. Y ni siquiera te ha visto luchar aún.” La voz de Ethan era dulce. Esperanzada.
Difícil de ignorar.

Por semanas había sido así de atento, así de halagador.

Eso no quiere decir que no hubiese tenido sus momentos de irritable. Después de todo, seguía siendo Ethan, aún el Maestro vampiro con una Casa repleta de Noviciados que no siempre lo complacían, y para colmo de males, estaba próximo al final de una remodelación de la Casa que ya llevaba meses. La construcción no siempre iba veloz en Chicago, y se movía aún más lento cuando el objeto de esa construcción era una guarida de vampiros de tres pisos de alto. Una gema arquitectónica de guarida, seguro, pero aún así, una guarida de caminantes nocturnos chupasangres, bla bla bla.
Nuestros proveedores humanos estaban a menudo reticentes de colaborar, y eso no alegraba exactamente a Ethan.

Pese a la construcción, Ethan estaba haciendo todas las cosas bien, haciendo los avances correctos. El problema era, que él había sacudido mi confianza. Esperaba encontrar mi propio ‘y vivieron felices por siempre’, pero aún no estaba preparada para confiar que este Príncipe Azul en particular estuviese listo para cabalgar hacia el ocaso. Dos meses más tarde, el dolor – y la humillación – era todavía demasiado real, la herida demasiado cruda.

No era lo suficientemente ingenua como para negar lo que había entre Ethan y yo, o la posibilidad de que el destino nos uniera nuevamente. Después de todo, Gabriel Keene, el líder de la Manada Central Norteamericana, había de alguna forma compartido conmigo una visión de un par de ojos verdes que lucían como los de Ethan . . . pero no lo eran. (lo sé, ‘qué diablos?’ había sido mi reacción también).

Quería creerle. Al igual que cualquier otra chica en América, he leído los libros y visto las películas en las cuales el chico se da cuenta de que ha cometido una terrible equivocación… y regresa otra vez. Quería creer que Ethan lamentó mi pérdida, que su arrepentimiento era real, y que sus promesas eran en serio. Pero esto no era un juego. Y como Mallory había señalado, no hubiera sido mejor que me quisiera desde el principio?

Entretanto, mientras sopesaba al nuevo Ethan en relación al viejo, interpretaba a la obediente Centinela. Mantener las cosas en forma profesional me daba el espacio y los límites que necesitaba. . . y tenía el beneficio agregado de irritarlo. Inmadura yo? Seguro. Pero quien no tomaría la oportunidad de ajustar cuentas con el jefe cuando tuviese la oportunidad?

Además, la mayoría de los vampiros eran miembros de una Casa u otra, y yo era inmortal. No podía exactamente dejar de lado el trabajar con Ethan sin condenarme a mí misma a pasar una eternidad como una paria. Eso quería decir que tenía que sacar lo mejor de la situación.

Evadiendo la intimidad de su tono de voz, le sonreí educadamente. “Esperemos no necesite verme luchar. Si estoy haciendo alboroto frente al Alcalde, las cosas definitivamente se han ido al sur. Cuando nos vamos?”

Ethan estuvo en silencio tanto tiempo que lo miré, ví la vehemencia en su expresión. Me extraía las fuerzas de mi corazón verlo tan decidido acerca de mí. Pero cualquiera fuere lo que el destino deparara para nosotros en el camino, no estaba tomando esa salida hoy.

“Centinela.”

Hubo un reproche suave en su voz, pero me apegaba a mi plan. “Sí, Liege?”

“Sé tan obstinada como desees, si es que lo necesitas, pero ambos sabemos cómo terminará esto.”

Mantuve mi rostro en blanco. “Terminará como siempre lo hace – contigo siendo mi Maestro y yo siendo Centinela.”

El recordatorio de nuestras posiciones debe de haberlo logrado. Tan abruptamente como había encendido sus encantos, Ethan los apagó nuevamente. “Estate abajo en veinte minutos. Ponte tu traje.” Y entonces se había ido, a paso decidido escaleras arriba y de regreso dentro de la Casa Cadogan.

Maldije en voz baja. Ese hombre iba a ser mi muerte.

Traducido por Chloe♥


-------------------------------------------------------------------------------------

Aviso antes de que pregunten chicas, conseguimos el primer capítulo porque la autora lo colgó en su web, pero no empezaremos con la traducción hasta que salga el libro en mayo.

Espero que lo disfruten :)

hina  – (4 de febrero de 2011, 20:13)  

me encanta no puedo esperara para leer el libro!!!!!

butter  – (4 de febrero de 2011, 21:51)  

gracias por la traducción !!!!

Pamee  – (9 de febrero de 2011, 10:49)  

Me encantó! Que ganas de tenerlo ya en mis manos.

Gracias (:

Anónimo –   – (16 de febrero de 2011, 10:28)  

buena traduccion... espero que el libro este lo antes posible... gracias por permitirnos siempre leer estos libros que no llegan a nuestros paises...

muchas gracias
gabys...
argentina

Publicar un comentario

  © Diseño LuxLune by JenV 2010

Back to TOP